Bizcocho ayurveda con la energía de tu altar

By Cristina Vilches

Psicoterapeuta especializada en la familia, arteterapia, profesora de yoga y creadora del método YogaTherapy33 para mujeres.

La confección de este bizcocho nos nutre en dos sentidos, uno en cuanto a nuestro campo energético y otro en cuanto a la realización de una alimentación sana y consciente, nos nutrirá en profundidad sin aporte calorico a nuestra dieta diaria

Todo en nuestras vida debe de ser con consciencia y atendiendo al deleite de la vida, saboreando cada instante, cada cometido en cada proposito de vida, entregandonos en armonia, siendo estó a su vez toda una sanación holistica.

El primer paso que se debe hacer para la realización de una elaboración consciente es la realización de una respiración en momento presente, esta respiración la podemos realizar de forma básica haciéndola un poco más fuerte de lo habitual, a esta respiración semejante a olas de mar se le llama respiración ujjayi.

Pranayama significa control de la respiración, pero también alargamiento de la respiración.

Dado que el proceso de la respiración está bajo control voluntario e involuntario al mismo tiempo, los yogis se dieron cuenta de que sometiendo cada vez más el proceso respiratorio al control voluntario, podían controlar los procesos fisiológicos y psicológicos asociados con la respiración. Se inventaron una gran variedad de prácticas para ayudar a controlar cada aspecto de la respiración: la inspiración, la espiración y la retención en lleno y en vacío. Idearon cientos de pranayamas cambiando el punto de control de la respiración y la duración de las diferentes fases. 

El pranayama reduce tamas (la inercia mental y física) y junto con asana, ayuda a equilibrar rajas y tamas para conducirnos a un estado sátvico. 

El pranayama también tiene beneficios físicos y fisiológicos:

  • Expande el pecho, mejora la capacidad vital y ayuda a recuperarse de algunas patologías respiratorias. 
  • Junto con los bandhas y mudras, mejora la circulación sanguínea y fortalece el corazón

Ujjayi pranayama

La respiración Ujjayi produce un sonido característico, bien modulado y calmante como el sonido de las olas del mar que vienen y van. Por esto, algunos traducen ujjayi como respiración oceánica o respiración sonora.

Ramaswami, explica como este sonido es producido por la proximidad de las cuerdas vocales entre sí y el estrechamiento del pasaje del aire mediante el cierre parcial de la glotis. La glotis es una válvula que se cierra completamente cuando tragamos, y permanece completamente abierta el resto del tiempo. En ujjayi, el cierre parcial de esta válvula ayuda a regular la respiración, y el sonido susurrante es indicativo de que se está practicando correctamente.

La respiración Ujjayi se utiliza en Vinyasa Krama durante la práctica de asana como medio para mantener la atención en la respiración y, por lo tanto, mantener la mente unida al cuerpo durante la práctica.

Además, Ujjayi es una técnica de control de la respiración o pranayama. Como tal está recogida dentro de los ocho pranayamas que se incluyen en el Hatha Yoga Pradipika.

Cómo practicar Ujjayi pranayama

  1. Siéntate en una postura cómoda. Puedes usar vajrasana o padmasana (postura del loto), o si estas no te resultan accesibles o cómodas, simplemente siéntate en sukasana (postura fácil). Ramaswami indica que es posible practicar ujjayi también de pie en tadasana o samasthiti.
  2. Acerca ligeramente la barbilla al pecho e inhala profundamente, expandiendo el pecho.
  3. A continuación, espira con la boca abierta e imagina que estás tratando de empañar un espejo o pronuncia la sílaba ha y observa el sonido que se produce y la sensación en la garganta.
  4. El siguiente paso consiste en emitir ese mismo sonido al espirar con la boca cerrada. Inspira profundamente, y al exhalar, apoya suavemente la lengua en el paladar junto a los dientes, y trata de producir el sonido susurrante característico de ujjayi, pero esta vez con la boca cerrada.
  5. Ahora se trata de producir este mismo sonido también durante la inspiración, es decir, mantener el cierre suave de la glotis también al tomar el aire.
  6. Alarga tus inhalaciones y exhalaciones, tanto como te sea posible, y mantén el sonido sibilante en la garganta. La acción de ujjayi alarga de forma natural la respiración. Poco a poco se puede ir incrementando la duración de la respiración, hasta llegar a hacer solo uno o dos ciclos respiratorios al minuto.
  7. En los Yoga Sutras, Patanjali indica que la respiración debe ser tanto dirga (larga) como süksma (lisa). Por lo tanto, evita también una excesiva constricción. Es importante recordar que la clave de la respiración ujjayi es la relajación;  se requiere algún pequeño esfuerzo para producir un sonido agradable, pero demasiado esfuerzo crea una sensación de agarre y un sonido chirriante.
  8. Si eres principiante, repite de seis a doce veces. Poco a poco ve incrementando el número de repeticiones.

La práctica de kumbhaka (retención de la respiración) en ujjayi pranayama

Ramaswami afirma que los principiantes pueden practicarla sin kumbhaka. Sin embargo, más adelante, conviene incluir la retención de la respiración a pulmón lleno, es decir, después de la inhalación (antah kumbhaka), por sus múltiples beneficios.

La retención de la respiración o kumbhaka es importante en todas las formas de pranayama.

  • En antah kumbhaka (retención a pulmón lleno) se mantiene una presión negativa en el tórax, lo que aumenta el flujo de la circulación venosa en el corazón. Este incremento supone que con cada sístole del corazón se bombeará mayor cantidad de sangre. La presión sanguínea aumenta durante antah kumbhaka en grado considerable, por lo que esta práctica está prohibida para personas con hipertensión. La respiración en Ujjayi con retención tras la inhalación es un proceso muy energizante.
  • Por el contrario, espirar lentamente y retener la respiración a pulmón vacío o bahya kumbhaka es beneficioso para aquellos que sufran hipertensión y tiene un efecto relajante. 

Beneficios de la respiración ujjayi.

DURANTE LA PRÁCTICA

  1. Mejora la concentración en la práctica física.
  2. La respiración ujjayi regula el calor corporal. La fricción del aire que pasa a través de los pulmones y la garganta genera calor interno. Es similar a un masaje para los órganos internos. El cuerpo se prepara para la práctica de asana. Este calor hace el estiramiento más seguro, y limpia los órganos internos de las toxinas que se han acumulado.
  3. Prestar atención a la respiración ujjayi durante nuestra práctica, puede ayudarnos a determinar cuando debemos bajar el ritmo o incluso detenernos en una postura restaurativa, ya que la respiración debe permanecer uniforme durante toda la práctica. Nos permite de esta forma trabajar la honestidad, dando un paso atrás para dejar ir nuestro ego llegado el momento.

COMO TÉCNICA DE PRANAYAMA

  1. Alivia el dolor de cabeza.
  2. Alivia la presión sinusal y disminuye la flema.
  3. Trabaja el sistema respiratorio y permite aumentar la capacidad pulmonar.
  4. Fortalece los sistemas nervioso y digestivo.

El siguiente momento a nuestra preparación para nuestro bizcocho es desplegar todos nuestros ingredientes sobre la encimera donde vamos a elaborar la receta, enciende una vela del color que te fluya en ese instante, un aroma con difusor y música ambiental, si tienes la oportunidad de descalzarte conectarás con la tierra enraizandote de una manera muy poderosa.

BIZCOCHO AYURVEDA (PASAS, FRUTAS Y FRUTOS SECOS)

http://azulferri.com/wp-content/uploads/2018/04/20190611_204744-300x169.jpg

Este bizcocho va con los siguientes ingredientes para 6 porciones:

Dos yogures de frutas BIO (si eres vegano nos valdrán de igual manera yogures de soja)

Con las medidas de las yogures ponemos

En una medida de yogur ponemos aceite de oliva o aceite de coco

En tres medidas de yogur ponemos harina de trigo o sin gluten ( con maizena quedará exquisito)

Dos huevos ( si eres vegano se pueden suprimir)

Un puñado de pasas sultanas con frutos secos

Frutas a trocitos (melocotón, plátano, albaricoque, manzanas, peras)

Elaboración

Lo mezclamos bien bien, lo colocamos en el molde, y espolvoreamos por encima con canela, como es ayurveda se colocara la especie en polvo del jengibre, con la medida de media cucharadita.

Al horno entre 45 minutos y 60 minutos a 180º sin precalentar, comprobar el bizcocho hasta que no se manche el tenedor o cuchillo al pincharlo durante el horneado.

La leche es tremendamente nutricia en muchos sentidos, si eres vegano se puede realizar con leche de almendras o de avena, lo importante es llevarse al paladar esa sensación de textura densa, nos trasportará a un lugar espiritual de nutrición sagrada, este vaso de leche lo podemos usar después de cargarlo en nuestro altar, su vibración se notará en nuestro bizcocho.

Lo podemos llamar la «Leche Espiritual» comparado las necesidades y el crecimiento de un nueva espiritualidad con aquellas de un bebé recién nacido. Hay cinco fases básicas en el desarrollo de un recién nacido y la secuencia de estás lecciones siguen está progresión.

Como un recién nacido después de su nacimiento busca el pecho de su madre para alimentarse, al progresar en espíritu el recién nacido, necesitamos nutrirnos de la sabiduría del cielo. Antes de entender materia espiritual; antes de saber como gatear y caminar; antes aún de entender la importancia de la nutrición para la salud, se necesita nutrición espiritual a través del conocimiento y a través de los sentidos, de la emoción de sentir.

El bebé recién nacido deja el vientre de su madre para entrar en un nuevo mundo. Esto puede tener un gran impacto pero no hay retorno. Nunca puede retornar al vientre de su madre. Lo mismo pasa en nuestro caminar, el cambio de vida es radical y no hay retorno.

Cuando un bebé nace, siendo un recién nacido, empieza a ser alimentado y siendo cuidado casi exclusivamente por su madre, recibiendo mucho más de lo que contribuye. Pero viene un tiempo en el cual asume su lugar en la familia. Empieza a comer en la mesa con los otros, construyendo relaciones, aceptando responsabilidades y cumpliendo deberes. Todo esto es parte del desarrollo en un caminar nutricio acompañado de más integrantes que caminan hacia la misma dirección.

Los seres vivientes se multiplican. El hijo que es nacido del amor de sus padres crece y pronto el día viene en que se repite el proceso. Dios le dijo a Adán y Eva: «Sean fructíferos y multiplíquense.» Nosotros estamos aquí por esa bendición de Dios. En la vida espiritual el mandato también es «sean fructíferos y multiplíquense.» Nosotros hemos nacido y vivimos con el propósito de reproducirnos espiritualmente, dejando instaladas nuestras semillas.

La leche es una metafora también en relación a los pechos de la mujeres, maternales y a su vez sin perder su sensualidad, nos nutre toda esa información y empoderamiento que representan nuestros pechos

La belleza de la mujer tiene muchos matices, y el pecho es una de sus partes más bonitas, el símbolo por excelencia de su feminidad.

Nuestra mente es potente porque está por encima de la materia. Si reconocemos esta verdad nos convertimos en creadores, y esta es nuestra verdadera naturaleza.

Con amor, Cristina de Magdala

Únete a la Comunidad Magdala

ets affiliatemarketing

Artículos Relacionados

El cacao en ayurveda

El cacao en ayurveda

Uno de los alimentos que deberíamos incorporar es el cacao amargo, ya que representa un verdadero alimento- medicina, fuente de antioxidantes,...

0 Comments

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *